domingo, 18 de junio de 2017

Patún abismal

Esta imagen no se agranda mucho más, pero si quiere, haga clic.

Diego no prospera


 A veces simplemente me cuesta manejar mi frustración al percibir mi propio patetismo. Ya me iré a llorar solo o hacer un fanzine imaginario al respecto. Seguro que otros como yo me darán ánimos. Tenemos que unirnos contra esos fascistas que hablan de “belleza” o “estética”. Me frustro muchísimo cuando el arte no se rebaja a mi nivel. ¡Me dan unas ganas de romper mi taza de los Pitufos que ni te cuento!

miércoles, 14 de junio de 2017

Reciclado de gilada simpática

"Mis dibus no pueden salvar una relación, bu bu bu".

 ¡Ja ja! Este chobi lloricón que fui, hoy me parece el campeón de los pavotes. Qué loco, pensar que hubo un tiempo en que yo pensé que tenía razón y podía inducir a otra persona a pensar o sentir como yo valiéndome de giladitas, giladitas como mis dibujitos. Una retórica visual del recontra carajazo. Se ve que estaba muy dolido y pensaba menos que de costumbre (si es que alguna vez logro pensar algo). Bueno, igual para hacer unas viñetas tan bolas tristes, mejor no pensar nada.

 Está visto que el pensamiento no es lo mío. Recordando esta patética dupla de viñetas no dudo que el sentimiento tampoco. Mejor seguir buceando en el vacío.

sábado, 3 de junio de 2017

Pin-up de Pupi y Patún

A Pupi le cortaron las piernas.

 Influenciado por cierta antología de historietas que tenía una —para mí, innecesaria— cantidad de pin-ups, solicité al dibujante El Deto una versión de Pupi y Patún, esos queridos personajes de El Ema Burgol y Mato Silverati. "Ando con poco tiempo, pero veré qué puedo enviarte, querido" fue la sucinta respuesta de El Deto, un culto dibujante de no sé si Villa del Parque o de Chacarita. Al toque me llegó vía mail este dibujo que aparecerá de forma velada en alguno de mis próximos pastiches.

domingo, 28 de mayo de 2017

Troll

Lo que los trolls quieren.

 Mucha gente quiere pero no puede. De lo que se desprende que querer es un infortunio cuando no hay chance de satisfacer esa querencia. Esto me recuerda una frase que encontré hace tiempo:

 La paradoja más exquisita... tan pronto lo deja todo, todo puede ser suyo. Cuando ansía el poder no puede tenerlo. En cuanto no lo desea, puede poseer más del que nunca llegó a imaginar.

 No sé si aplica a los trolls. Creo que quieren llegar a algún lugar del podio de la misma manera que los críticos, sin producir nada. Yo no quiero producir nada, quiero bajarme de todos los radares pero me gusta tener un blog insolente inservible.